Casas Prefabricadas

Casas Prefabricadas
Descripción:

Casas Prefabricadas

 

Es conveniente diferenciar entre casas prefabricadas y casas modulares. Una casa prefabricada es aquella que se construye íntegramente en una nave industrial y luego se traslada a su emplazamiento definitivo, donde tras un breve proceso de construcción se ubica de forma permanente, donde se asienta sobre el terreno y se conectan las instalaciones a la red local.

Por otro lado, la construcción de casas modulares se realiza en obra, pero tienen la ventaja de que la mayoría de sus piezas ya están prefabricadas de antemano, por lo que el montaje se reduce al montaje de módulos. Esta tipología tiene el gran atractivo de ser fácilmente ampliable en el futuro.

 

Mitos sobre las casas prefabricadas

Existen numerosos prejuicios contra las casas prefabricadas, como si el hecho de que fueran construidas con anterioridad las hiciera de peor calidad. En la mayoría de los casos es imposible distinguir entre una casa prefabricada y una que no lo es, hay casos de casas prefabricadas con acabados de absoluto lujo.

También se suele decir que las casas prefabricadas son más baratas: si bien es cierto que su sistema de fabricación implica una reducción de costes, y que existen modelos específicos a precios muy asequibles, una casa prefabricada no es mucho más económica a partir de cierto rango de calidad. Su precio medio oscila entre los 1.000 €/m2 y los 1.900 €/m2, bastante similar al de cualquier construcción tradicional.

Se puede decir que hay circunstancias en las que es muy recomendable optar por una casa prefabricada: fundamentalmente, aquellas en las que el tiempo de construcción es un factor determinante. Otra posibilidad es que el cliente esté dispuesto a renunciar a una determinada calidad para obtener una rebaja en el precio.

Por el contrario, hay casos en los que no conviene optar por esta opción: en terrenos con mucha pendiente y desnivel o en parcelas con muy baja ocupación, que hacen necesaria la construcción de plantas subterráneas. Si buscamos una casa muy adaptada al terreno y su vegetación, también es preferible optar por el modelo de construcción tradicional.